cerebro

cerebro

ENERGÍA SEXUAL Y SANACIÓN EMOCIONAL

Por: Ester Álvarez Guillén
Imagen del libro: La Terapia Sexitiva


Recientemente tuve la oportunidad de encontrarme con Sergio Fosela, coach sexual y masajista, además de autor del libro La terapia Sexitiva: Energía Sexual y Sanación Emocional. Aunque nos seguimos hace tiempo por las redes sociales, aún no había tenido el placer de conocerlo en persona. Si bien no dio tiempo a charlar con él todo lo que me hubiese gustado, al menos me traje su libro con el que poder indagar en su apasionante trabajo.

El tema de la energía sexual y la sanación emocional era bastante desconocido para mí, como creo también debe ser para la mayoría de la gente. De modo que leer el libro de Sergio me ha ayudado a reflexionar sobre cómo la energía sexual puede ser importante a nivel emocional, y también me ha hecho entender su trabajo como un complemento a la terapia sexual que puede resultar muy eficaz en algunos casos.

Sobre el libro puedo deciros que se lee rápido y que sabe a poco, al menos así me sucedió a mí. En cuanto a lo que más me gustó del mismo, yo resaltaría los testimonios que aparecen, porque creo que son necesarios y muy útiles, ya que algunas personas pueden sentirse identificadas.

Como decía, el libro me ha dejado con ganas de más y por ello le he pedido a Sergio Fosela que nos cuente aquí un algunas cosas sobre la energía sexual y la Terapia Sexitiva.

Sergio Fosela
Antes de nada, me gustaría hablaros un poco más sobre este gran profesional: 

Sergio Fosela hace años que aplica diferentes técnicas de masaje para deshacer los bloqueos que se dan en algunas personas, a través de la liberación de la energía sexual. Esto le llevó a crear la Terapia Sexitiva que busca la sanación sexual y emocional del cuerpo a través de la energía sexual y el contacto. Además, lleva a cabo talleres de energía sexual y masaje erótico por toda España.



Entrevista 

- Al comienzo de tu libro, mencionas que muchos de estos bloqueos emocionales con los que te encuentras en tu trabajo provienen de tabúes y creencias erróneas sobre sexualidad que están enraizados en nuestro sistema patriarcal y que provocan problemas sexuales tanto en mujeres como en hombres. ¿Crees que si existiera mayor educación sexual, que nos ayudara a tener más conciencia sobre nuestros cuerpos y emociones, existirían menos bloqueos y las personas vivirían mejor su sexualidad?

Desde luego. El conocimiento de la sexualidad a todos los niveles evitaría muchos de estos bloqueos, ya que cuando estos ocurren no sabemos realmente de donde vienen y eso provoca que el bloqueo se fortalezca. La educación sexual a nivel privado (en casa) y a nivel público es fundamental y muy necesaria para aprender a disfrutar la propia sexualidad con plenitud. Nos ayudaría a conocer y reconocer los cuerpos, entender las emociones, el deseo, la diversidad de cada persona, vivir según nuestros sentimientos desde el respeto y sin culpas...

- La técnica que tú aplicas está asentada en principios que provienen de teorías como el Tantra o el TAO, que surgen en una cultura muy diferente a la nuestra con respecto a la manera de ver el sexo. En nuestra cultura, no se conoce la energía sexual ni se profundiza en el conocimiento del cuerpo, ¿crees que esto influye en esos bloqueos emocionales y la vida sexual de las personas?

El desconocimiento de la energía sexual influye en la permanencia de esos bloqueos y en la incapacidad para descubrir qué ocurre cuando surgen. Y también influye en el disfrute, ya que vivimos en una sociedad de "urgencias", y para sentir y aprovechar todo el poder de la energía sexual se necesita practicar una sexualidad más consciente y menos mecánica. Conocer la energía sexual, es conocer nuestro cuerpo, nuestras zonas erógenas, nuestro placer, desarrollar nuevos niveles de excitación, ampliar nuestras experiencias orgásmicas...

La energía sexual no evita que suframos bloqueos emocionales, pero sí ayuda a superarlos rápidamente y con conciencia.

- En el libro también explicas en qué consiste el masaje sexitivo, a quien va dirigido y qué es la sanación sexual. Entiendo que, si bien el masaje se aplica en todo el cuerpo, se insiste más en la zona pélvica. Esto puede resultar chocante para muchas personas. ¿Cómo sueles explicarle a la persona, a quien vas a darle el masaje, la necesidad de que esto sea así?

Pues de la manera más natural y directa. Todas las personas que acuden a mi consulta, ya han escuchado o leído sobre la Terapia Sexitiva, ya sea por recomendación, por alguna entrevista en radio o por las redes sociales. Así que, cuando llega el momento en que les explico cómo es el proceso y qué van a encontrarse en el masaje, es más fácil.

De todos modos, sepan más o menos en qué consiste la sanación sexual o no, se les explica siempre sin excepción para que sepan a qué acudirían y qué recibirían si quisieran una sesión. Puede parecer chocante en un principio, pero creo que más por el tabú creado alrededor de los genitales y la sexualidad (que es como un tesoro al que nadie debe acceder sin cumplir unos requisitos). Al final se trata de una parte más del cuerpo, y una vez que se entiende, es más fluido todo.

- Anorgasmia, falta o exceso de deseo sexual, dolor coital, molestias en la zona genital, disfunción eréctil o eyaculación precoz... son algunos de los problemas sexuales que trabajas con la Terapia Sexitiva. La mayoría de la gente en estos casos suele acudir a un/a sexológo/a. ¿En qué situaciones pueden beneficiarse de tu ayuda o cómo suelen llegar a ti estas personas?

Las disfunciones sexuales tienen un origen, en su mayoría, de componente psicológico, educacional y emocional.

La Terapia Sexitiva es muy eficiente cuando la causa es emocional, ya que el trabajo con la energía sexual, como hemos dicho, ayuda a romper esos bloqueos. Por otro lado, la sexualidad es vivencial, y muchas personas acuden a mi consulta porque prefieren esta opción a una terapia sexual convencional.

Pero cuando las causas de estas disfunciones son psicológicas o educacionales, donde es necesario reconstruir y revisar los valores de la persona que necesita terapia, pero a la vez existe una resistencia física, la Terapia Sexitiva se convierte en una herramienta complementaria a la terapia sexual que realiza una sexóloga, trabajando a la par.

Muchas mujeres acuden a mí derivadas por otras sexólogas que han experimentado previamente la Terapia Sexitiva, y han entendido su función y utilidad como herramienta para sus pacientes.

Otras muchas mujeres acuden por recomendación de otras personas que ya han recibido sanación sexual conmigo, otras por mi intervención en charlas, conferencias y entrevistas de radio o prensa y algunas acuden curiosas después de haber leído el libro o la página web.

1 comentario:

  1. Ganas de poder sacar tiempo y leerme el libro de Sergio. Y oye, ganas también de algún día pasar por sus manos.

    Genial entrevista Ester. Besotes.

    ResponderEliminar