cerebro

cerebro

SUELO PÉLVICO EN FORMA

Por: Ester Álvarez Guillén
Imagen de Ester Álvarez G.


Llevaba meses pensando en apuntarme al gimnasio y ¡por fin me decidí! Creo que lo de estar en forma no es una cuestión de estética, sino de salud y bienestar. Pero cuando hablamos de estar en forma no podemos olvidarnos de lo que no se ve, como por ejemplo, nuestro suelo pélvico.

El suelo pélvico está formado por una serie de músculos que sostienen los órganos de la pelvis, en la mujer: vejiga, útero, vagina, uretra y recto. La musculatura pelvica se encarga de que estos órganos se mantengan en su lugar, de lo que depende el correcto funcionamiento de cada uno de ellos. 

Pero el suelo pélvico no sólo sostiene los órganos reproductores, sino que, además, está directamente relacionado con nuestra salud sexual. Por ejemplo, un suelo pélvico tonificado y flexible equivale a mejores orgasmos. 

Existen diversos factores que perjudican el suelo pélvico de la mujer, como son el embarazo, el parto, la menopausia y los deportes de impacto.

Muchas mujeres sufren de pérdidas de orina (al toser, estornudar o realizar cualquier esfuerzo), debido a que su musculatura del suelo pélvico está débil. Esta puede ser la causa también de patologías como los prolapsos o descensos de vísceras abdominales.

Por tanto, cuidar de nuestro suelo pélvico y acudir al profesional especializado ante cualquier duda es vital.

Para la tonificación del suelo pélvico existen muchos tipos de ejercitadores. Yo voy a hablaros en particular de los ejercitadores de Kegel Laselle de Intimina.

Intimina es una marca sueca que ofrece exclusivamente productos dedicados al cuidado de la salud íntima femenina. Esta gama de productos engloba aquellos dedicados al fortalecimiento del suelo pélvico, al cuidado del periodo y al bienestar íntimo. 

Los ejercitadores de Kegel Laselle son básicamente lo mismo que las llamadas bolas chinas, es decir, no es otra cosa que una esfera que contiene dentro otra esfera más pequeña con la que golpea y produce cierta vibración con el movimiento.

Estos ejercitadores están disponibles en 3 pesos progresivos (de 28, 38 y 48 gramos) que se adaptan a las necesidades de cada mujer. Este es uno de los aspectos que me parecen más ventajosos en relación a estos ejercitadores, que a diferencia de otros te permiten un entrenamiento verdaderamente progresivo porque, además, de los tres pesos diferentes, también se pueden unir dos ejercitadores enlazando sus cordones de extracción (con hasta 6 combinaciones posibles de peso).

Yo he probado el ejercitador de 28 gramos, que es ideal para principiantes.

No hay que olvidarse nunca de colocar un lubricante con base acuosa para poder introducir el ejercitador en la vagina, y lavar siempre antes y después de cada uso.

La web de Intimina te ofrece una guía de entrenamiento Kegel Laselle, con una serie de ejercicios de contracción y relajación para realizar mientras usas el ejercitador.

Por último, que sepáis que los productos de Intimina, además de en su web, también están disponibles en farmacias y parafarmacias.



4 comentarios:

  1. Excelente artículo. Y sí, como bien dices no hay que prescindir de algún lubricante. Importante!!!
    Gracias por compartir.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡A ejercitar ese suelo pélvico! y a seguir concienciando sobre la importancia de tener un suelo pélvico en forma.
    Besicos

    ResponderEliminar