cerebro

cerebro

SUCCIONADORES DE CLÍTORIS, LA REVOLUCIÓN ORGÁSMICA FEMENINA

Por: Ester Álvarez Guillén
Imagen de Ester Álvarez G.


Apenas llevan un par de años en el mercado, pero cada vez más sofisticados, los llamados succionadores de clítoris están comenzando una revolución femenina, la de los orgasmos prácticamente instantáneos y múltiples.

Este tipo de juguete erótico funciona mediante ondas expansivas, a través de circulación de aire que provoca un efecto vacío. Su tecnología de succión es totalmente innovadora pues no tiene nada que ver con la vibración de la mayoría de juguetes eróticos que conocemos. Al succionar el clítoris, consigue bombear el flujo sanguíneo y sensibiliza la zona, permitiendo alcanzar el clímax rápidamente.

En la actualidad, existen dos marcas principales (Womanizer y Satisfyer), que ofrecen diferentes modelos de succionadores de clítoris. Yo voy a hablaros concretamente del "Satisfyer Pro Penguin", que me ha enviado la tienda erótica MiOrgasmo, con la rapidez y la profesionalidad que les caracteriza.

Este innovador y ergonómico juguete tiene un simpático diseño (con cierto parecido a un pingüino), que lo hace elegante y práctico a la vez. Tanto es así que ha ganado varios premios, ya en este 2017, a nivel mundial (el If Design Award, el Red Dot Award, y el Good Design Selection Award).

Se trata de un juguete completamente sumergible, de hecho probarlo dentro del agua es una sensación diferente e incluso más placentera, ya que el efecto de las ondas se hace aún más potente.

Está hecho de silicona hipoalergénica y su tacto es increíblemente suave, como la seda. Puede usarse con lubricante de base acuosa, nunca con lubricante de silicona, pues podría dañar el juguete.

Su uso es de lo más sencillo, pulsando el botón superior un par de segundos tanto para encender como para apagar, y el botón más pequeño para variar la potencia. Posee once tipos de intensidad, que aumentan gradualmente según vas pulsando el botón. Al llegar a la máxima si continúas pulsando comienza a disminuir. Lo más complicado quizá, al principio, es encontrar el sitio exacto donde colocarlo. Para algunas mujeres y dependiendo de su sensibilidad es probable que ni siquiera sea necesario que toque el clítoris. Para otras es posible que tengan que colocarlo encima. Pero una vez encontrado el punto justo ni siquiera es necesario moverlo, sino únicamente centrarse en las sensaciones y disfrutar del placer que provocan las ondas, expandiéndose desde el clítoris hacia todo el cuerpo, y convirtiéndose en intensos orgasmos.

No se puede decir que sea uno de los juguetes más silenciosos del mercado, pero tampoco me parece que haga un ruido excesivo.

Imagen de Ester Álvarez G.
Para limpiarlo, puede hacerse simplemente con agua y jabón neutro (la boquilla de silicona se le puede quitar para limpiarla cuidadosamente). También puede usarse un limpiador de juguetes. El que os muestro en la imagen es sin alcohol, con aroma de limón y lo tenéis en la tienda erótica MiOrgasmo

Este tipo de juguete es ideal tanto para la masturbación a solas como en compañía.

Es recargabale por USB con contacto magnético, lo que resulta super cómodo.

Su tamaño me parece ideal para poder llevarlo a donde quieras y tampoco pesa demasiado.

Lo que más me gusta de este juguete erótico es que no está orientado para nada a la penetración o estimulación de la vagina, sino únicamente al clítoris, lo que sin duda lo convierte en un aliado de cualquier mujer. Y al poseer tantos niveles de intensidad es fácil que se adapte a las diferentes sensibilidades de cada mujer en dicha zona.

Numerosos medios de comunicación están comenzando a hablar de los succionadores de clítoris como juguetes de nueva generación, llegando a incluirlos dentro de los mejores juguetes sexuales que existen actualmente.

La revista Cosmopolitan asemeja la sensación del Satisfyer con el sexo oral pero más intenso. En efecto, esa fue la impresión que me dio al probarlo.

Finalmente os diré que el "Satisfyer Pro Penguin" a mí enamoró nada más verlo, por su bonito diseño. Cuando lo tuve entre mis manos me gustó todavía más por su tacto ultrasedoso. Y después de probarlo puedo deciros que me ha convencido totalmente.

10 comentarios:

  1. Hola!
    Que genial que hayan aparatos como este. Como bien mencionas lo mejor es que separa completamente el placer femenino de la penetración y eso rompe esquemas. También me encanta que las sensaciones se asemejen al sexo oral, pues así las mujeres que sus hombres se niegan a hacerlo (no entiendo por qué ya que eso es lo que más se me antoja a mí probar) disfrutarán de esa experiencia.

    Este juguete podría ser utilizado por hombres también? Me imagino que en cierta forma sí, pero obvio no será lo mismo ya que el clítoris tiene más terminaciones nerviosas y el aparato está hecho para eso. Sin embargo, mejor preguntar ya que como sabes no sé mucho de estos temas.

    Saludos y linda semana
    Gael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Gael. Sobre si puede ser utilizado por hombres no sabría decirte con seguridad... Entiendo que no está hecho para el pene, pues se coloca encima del clítoris y el efecto succión es lo que provoca el orgasmo. Colocarlo en el glande de un hombre, además de que se necesitaría una boquilla bastante mayor, no sé si el efecto succión sería placentero. Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola! Ya conocía este tipo de juguete erótico, aunque desconocía cuál era su funcionamiento. Con tu descripción, Ester, me has picado la curiosidad. Parece súper apetecible. Habrá que descubrirlo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Es difícil describirlo, sin duda hay que probarlo! Si te animas ya sabes... no dejes de contarnos qué te ha parecido. Saludos!

      Eliminar
  3. Yo no he probado ningún juguete de este tipo, succionadores, aunque ganas no me faltan porque todas habláis maravillas de ellos.
    En fin, espero que sigas docomentándote y probando cosas nuevas por los fnas,jajaja
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary por tu comentario. ¡¡Tienes que probarlos cuanto antes!! Jeje, la verdad que yo creo que el nombre no les hace justicia... Eso de "succionadores" cuando lo escuchas de primeras te da como repelús, ¿o no? :D

      Eliminar
    2. Hola! Sí "succionadores" no suena muy bien, tal vez tengan que crear un nuevo término que impulsen más las ventas. El truco que compartes en la respuesta al comentario de abajo suena excelente. Y con lo que comentas, para aquellas mujeres que aún no tienen/no saben si han tenido un orgasmo, está perfecto también. Besitos

      Gael

      Eliminar
    3. Gracias, Gael, por tu comentario como siempre. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Era bastante escéptica con eso de que no tuviera contacto directo con el clítoris, con que no vibrara... Pero la primera vez que probé uno se me quitaron todas las dudas, y se han convertido en juguetes de cabecera. Perfecto para echar mano cuando te apetece un (o más) orgasmo pero sin trabajártelo, incluso para esas noches que aun agotada no pillas el sueño.

    El Penguin todavía no lo he probado, pero ahí está esperando a que lo haga. Me encanta la forma y creo que será mucho más ergonómico que el Satisfyer Pro (con una estética más semejante a los primeros Womanizer).

    A seguir probando maravillas! Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y por tu comentario, Gwen. La verdad es que a mí también se me hacía un juguete un poco raro con eso de succionar, pero cuando lo pruebas te das cuenta de que es fantástico y como tú dices, perfecto para cuando quieres un orgasmo fácil y quedarte relajada, jeje. Te animo a que lo pruebes pronto! Un truco interesante que leí es usar la parte posterior de la boquilla, que es muy redondita, para estimular primero la zona con un poco de lubricante, con lo suave que es resulta muy placentero. Ya nos contarás! Besitos!

      Eliminar