cerebro

cerebro

BALAS VIBRADORAS, ¿QUÉ DEBES SABER?

Por: Ester Álvarez Guillén
Imagen de Ester Álvarez G.


Para una mujer que nunca ha experimentado con un vibrador, una bala vibradora puede ser una buena elección como primera toma de contacto con este tipo de juguetes eróticos, pues al ser pequeño parece que intimida menos que plantarle cara de repente a uno de grandes proporciones.

Pero ¿qué es exactamente una bala vibradora? Pues no es otra cosa que un pequeño vibrador. Se les llama balas vibradoras por su semejanza con un proyectil (como podéis ver en la imagen) y porque vibran, así de simple.

Su tamaño no supera los 10 cm, más o menos el mismo que una barra de labios, con la que perfectamente podría confundirse. Precisamente esa es una de las ventajas de este juguete, que al ser tan pequeño y discreto lo puedes llevar en el bolso o en la maleta cuando viajes.

Las balas vibradoras se pueden usar a solas o en compañía, para estimular el clítoris y toda la zona de la vulva principalmente, o incluso para introducirlas en la vagina. Pero también sirven para estimular otras partes del cuerpo como, por ejemplo, los pezones.

Por su tamaño son muy indicadas para estimular el clítoris durante el coito pues, al no ser tan grandes como otros vibradores, permiten su manejo más fácilmente en determinadas posturas que de otra forma se haría imposible. ¿Por qué es necesario estimular el clítoris durante el coito o posteriormente? Pues en este vídeo para Silk & Ebony os lo cuento:



Lo que nunca se debe hacer, y esto no hay que olvidarlo, es usar una bala vibradora para estimulación anal. ¿Por qué? pues muy sencillo: los estimuladores anales, sean vibradores o plugs anales, tienen un tope para que no se puedan introducir por completo y perderse en el intestino. Sin embargo,  las balas vibradoras no tienen ese tope y con la vibración puede ser fácilmente succionada por el ano.

Esto puede suceder, en efecto, no es broma. Un día lo vi en un programa en el que una chica tuvo que ser operada de urgencia para poder extraer la bala vibradora que estaba viajando por su intestino provocándole, además, con la vibración, unos dolores terribles.

Existen muchos tipos de balas vibradoras. Generalmente funcionan con varias pilas aunque también las hay recargables

Algunas tienen diferentes velocidades, lo que es aconsejable pues a cada mujer le gusta un tipo de intensidad en la vibración, así lo que para algunas puede ser insuficiente para llegar al orgasmo, para otras puede ser demasiado potente o incluso molesto.



Imagen de Ester Álvarez G.

Dependiendo del precio será de un material u otro (normalmente de plástico ABS, silicona o metal), a pilas o recargable, más ruidosa o silenciosa y con diferentes velocidades o no. Incluso las más modernas incorporan un control remoto para jugar con la pareja a distancia. 

También las hay resistentes al agua, por lo que puedes usarla en la ducha o mientras te das un baño relajante. 

Otra de sus ventajas es que suelen ser más económicas que un vibrador.

Sobre el modo de funcionamiento, normalmente se accionan mediante un único botón incorporado en la parte posterior de la bala, por lo que resulta bastante sencillo. Sólo tienes que colocar un poco de lubricante, apunta y ¡bang¡bang!, ¡a disfrutar!


REGALO: Anota el Código Descuento EA5 y gana un 5% en cualquier compra de la tienda online www.masalladelplacer.com 

8 comentarios:

  1. Miedo me da una de esas por el intestino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la chica del programa lo pasó bastante mal, eso pasa por hacer las cosas sin saber... si hubiera leído mi blog, jeje. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Te sigo desde hace varios años en el blog y aunque hacía tiempo que no entraba en él, sigue siendo un placer poder leerte, seguir aprendiendo y saber que cada vez este mundo de la sexualidad se vuelva un tema menos tabú y que se rompan en algunas ocasiones muchos mitos que existen. Enhorabuena por tu trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por seguirme fielmente y por tu comentario. Saludos! :)

      Eliminar
  3. Son pequeñitas pero muy juguetonas. Que nadie las infravalore.
    Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, lo pequeñito no quita lo matón, jeje. Gracias por pasarte por aquí. Besitos!

      Eliminar
  4. Ester, gran entrada en tu blog y muy útil!!! Es importante romper las barreras de lo cohibido y continuar informándonos de las posibilidades que tenemos para pasárnoslo bien.
    Muy interesante el tema de la estimulación del clítoris que tratas en el video y el producto del que nos hablas.

    Me encanta tu blog, siempre lo explicas todo al detalle y de forma profesional.

    Te sigo siempre

    Un besazo

    Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Teresa, y por seguirme fielmente. Otro besazo para ti.

      Eliminar