cerebro

cerebro

MASAJES SENSUALES EN PAREJA

Cortesía de imagerymagestic /
FreeDigitalPhotos.net
Por: Ester Álvarez Guillén

 "Cerré los ojos y me dispuse a sentir... recorriste cada centímetro de mi cuerpo... y me hiciste encontrar lugares increíbles en mí que siempre habían estado allí aunque no lo supiera".

Los llamados masajes sensuales no son otra cosa que un juego sensual/sexual entre dos, una sesión de caricias y seducción. Es decir, consisten en darse placer mutuo a través del tacto.

La mayoría de las parejas, con el tiempo, se habitúan a relaciones sexuales monótonas, basadas casi siempre en lo mismo (centradas principalmente en los genitales y en el coito). Sin embargo, a veces es necesario salir de la rutina, reavivar la llama en la cama si no queremos que se apague, y para ello, afortunadamente, existen muchos recursos (juguetes, juegos, fantasías...) ¿Y por qué no proponerle a tu pareja una sesión de masajes sensuales?No sólo es una buena forma de relajarse y eliminar tensiones, sino que además ayuda a crear intimidad en una pareja y compartir placer con la otra persona. Más aún, este juego sirve para despertar nuestras terminaciones nerviosas y explorar zonas erógenas. Puede verse también como un regalo mutuo o una forma de conocimiento del cuerpo propio y de nuestra pareja (por ejemplo, la mayoría de los hombres no son conscientes de otras partes placenteras de su cuerpo, más allá de los genitales, y este ejercicio supone toda una revelación para ellos, mientras para ellas puede ser una forma de recibir afecto y despertar el deseo).
Para llevarlo a cabo, tan sólo es necesario reservar un momento para ambos, preparar el ambiente (cómodo, cálido, quizá unas velas y una música agradable, desnudos o con poca ropa, tumbados...), pudiendo utilizarse algún tipo de crema, loción o aceite para masajes que haga las caricias aún más placenteras, y si además es aromático será perfecto para despertar otro de nuestros sentidos (el olfato). 

Las reglas del juego no estan escritas, lo ideal es hablarlo y ponerse de acuerdo en cómo hacerlo, si por turnos, o un día uno y otro día otro... el tiempo (unos 20 minutos por persona puede estar bien), etc. 

No existe una táctica infalible de cómo dar el masaje o las caricias, se trata de ir probando, preguntando qué le gusta y qué no a la otra persona, alternando la presión, el ritmo y la forma de tocar cada una de las partes de su cuerpo (cabello, sienes, nuca, párpados, labios, lóbulos de las orejas, cuello, espalda, hombros, brazos, dedos, palmas de las manos, pecho, abdomen, trasero, piernas, pies...). Se pueden incluir los genitales, aunque no es necesario. 

Es necesario tener en cuenta que estos masajes no tienen por qué ser un preludio para el coito, sino que pueden disfrutarse en si mismos sin hacer nada más después, pero es algo que la pareja debe ponerse de acuerdo, ya que puede despertar el deseo en uno o ambos miembros del juego. 

Otro aspecto a destacar es que no sólo se pueden utilizar las manos para dar el masaje sino que la persona que lo está dando puede utilizar otras partes de su cuerpo, o algún objeto (una pluma, un trozo de tela, su propio cabello...) que dé lugar a un mayor número de sensaciones en la persona que está recibiendo. 

Finalmente, el secreto para dar placer en el masaje sensual es disfrutar haciéndolo, sentir el placer del otro como propio, notar erizarse su cuerpo, observar cómo su respiración se altera, descubrir lugares de nuestra pareja a los que normalmente no prestamos atención y hacer que descubra también esos lugares olvidados de su propio cuerpo... sabernos como poderosos creadores de placer y dejarnos llevar como recibidores.


REGALO: Anota el Código Descuento EA5 y gana un 5% en cualquier compra de la tienda online www.masalladelplacer.com

10 comentarios:

  1. Hola, mi pareja y yo nos hemos aficionado a los masajes en pareja y como dices lo mejor es ir viendo la respuesta del otro, qué es lo que más le gusta, etc. No hay unas reglas prefijadas. En nuestro caso hacemos primero uno y luego otro aunque depende del día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está genial! Gracias por tu comentario y a seguir disfrutando de esos momentos de placer, saludos!

      Eliminar
  2. Pienso que lo mejor es que salga de uno y no "forzar" a hacer un masaje. Muchas veces es mejor dar un masaje como preliminar, si se sabe dar bien puede ser muy estimulante. Además existen lubricantes con efecto frío/calor que activan los músculos, y geles y aceites afrodisíacos o incluso velas afrodisíacas especialmente diseñadas para utilizar el aceite para masaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto lo ideal es que sea un regalo mutuo y voluntario, es importante proponerlo y que se haga con ganas. Gracias por tu comentario y tus interesantes sugerencias para el masaje. Las velas las conozco y realmente son fantásticas... saludos!

      Eliminar
  3. Muy interesante lo voy a poner en practica y después les cuento.



    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo Ester, los masajes sensuales son muy eficaces para estimularse. Yo los práctico de vez en cuando con mi pareja y nos decimos que caricia nos ha gustado más, en que parte del cuerpo nos ha gustado más y como nos gusta más. Así aprendemos y mejoramos.
    Me ha gustado mucho leer tu artículo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Siempre se disfruta porque te relajas y además haces disfrutar a nuestra pareja con un masaje, merece la pena probarlo ya que incluso puede beneficiar a la relación. Muy bien explicado Ester

    ResponderEliminar
  6. Uno de los mejores placeres de la vida y más cuando hablamos de pareja, unión y sexo son los masajes sensuales.
    Ideal para crear una complicidad especial, para ayudarte a conocer mejor las zonas más estimulantes de tu pareja y por supuesto mejorar el sexo entre ambos

    ResponderEliminar